¿Fue la muerte de bin Laden una mentira?

Seymour Hersh es uno de los gigantes del periodismo de investigación. Al inicio de su carrera, él dio a conocer la historia de la masacre de My Lai durante la cual cientos de civiles desarmados murieron a manos de soldados estadounidenses en Vietnam en 1968.

Hersh obtendría aún más reconocimiento luego del 11 de septiembre, al dar a conocer (junto con “60 Minutes”) la historia de abusos que soldados estadounidenses cometieron contra prisioneros en la cárcel de Abu Ghraib en Iraq para The New Yorker en 2004.

Ahora surge otro informe de Hersh en el que asegura que “La hostoria de la Casa Blanca (sobre la redada llevada a cabo por los Navy SEAL de EE.UU. en 2011 en Paquistán que le dio muerte a Osama bin Laden) podría haber sido escrita por Lewis Carroll”.

El artículo de Hersh fue publicado en el London Review of Books, no en el New Yorker, donde ha sido un colaborador desde 1993.

Debido a la estatura de Hersh, su artículo acerca de la redada de bin Laden atrajo tanta atención el domingo cuando fue publicado inicialmente, que el sitio web del London Review of Books colapsó.

¿Un encubrimiento masivo?

El principal argumento de Hersh en su nuevo informe es que, a diferencia de lo que funcionarios de la administración de Obama afirmaron tras el operativo contra bin Laden, los funcionarios estadounidenses y pakistaníes tenían pleno conocimiento acerca del paradero de bin Laden en la ciudad de Abbottabad, al norte del país, cooperaron en su captura y luego acordaron un encubrimiento masivo de todo esto, lo cual involucra a funcionarios en varios niveles distintos del gobierno de ambas naciones.

Estas son las principales afirmaciones que se hacen en el artículo de Hersh, las cuales en gran medida se basan en lo que indica un único funcionario de inteligencia retirado y no identificado de Estados Unidos:

• El operativo llevado a cabo en 2011 por los Navy SEAL en el complejo de Abbottabad donde bin Laden se escondía al norte de Paquistán no fue un tiroteo en el que los miembros de la unidad SEAL ingresaron a una situación peligrosa y desconocida, sino un ardid en el que el ejército de Paquistán había tenido a bin Laden cautivo en Abbottabad durante cinco años y simplemente lo puso a disposición de los SEAL, quienes llegaron al complejo en helicóptero la noche de la redada.

• Un funcionario de la poderosa agencia de inteligencia del ejército de Pakistán, el Servicio de Inteligencia (ISI, por sus siglas en inglés), acompañó a los SEAL en la redada y les mostró el complejo de Abbottabad, y los únicos disparos que se produjeron esa noche fueron los que los SEAL dispararon para matar a bin Laden.

• Un “desertor” en la Embajada de Estados Unidos en Islambad le avisó a la CIA que bin Laden vivía en el complejo de Abbottabad, y no era cierto —a pesar de las declaraciones de varios funcionarios estadounidenses después de la redada— que la CIA había rastreado al servicio de mensajería de bin Laden hasta el complejo de Abbottabad y que había desarrollado argumentos circunstanciales en relación a que bin Laden vivía ahí.

• Arabia Saudita financiaba el mantenimiento de bin Laden en su complejo de Abbottabad.

• Un médico del ejército paquistaní obtuvo una muestra de ADN de bin Laden que demostró que estaba en Abbottabad, una prueba que fue proporcionada a Estados Unidos para que toda la supuesta incertidumbre —mencionada por funcionarios de la administración de Obama después de la redada— acerca de si bin Laden en realidad vivía en el complejo fuera mentira.

• La “mentira más descarada”, según Hersh, fue que “dos de los líderes militares de más alto rango de Pakistán —el general Ashfaq Parvez Kayani, jefe de personal del ejército, y el general Ahmed Shuja Pasha, director general del Servicio de Inteligencia de Pakistán (ISI, por sus siglas en inglés)— nunca fueron informados” de antemano sobre el operativo que Estados Unidos llevó a cabo en el complejo de bin Laden.

En resumen, según el relato de Hersh, el presidente Barack Obama y muchos de sus principales asesores mintieron sobre casi todo lo referente a lo que se considera como uno de los logros más destacados del presidente: autorizar a la redada en la que Bin Laden fue asesinado.

La evidencia

La versión de Hersh del operativo contra bin Laden es un fárrago de tonterías que va en contra de una multitud de recuentos de testigos oculares, datos inconvenientes y el simple sentido común.

Empecemos con la afirmación de que los únicos disparos que se produjeron en el complejo de Abbottabad fueron los que mataron a bin Laden. Eso ignora el hecho de que los dos SEAL que fueron parte de la misión, Matt Bissonnette, autor de “No Easy Day” y Robert O’Neill, han dicho públicamente que varias personas más murieron esa noche, entre ellas dos guardaespaldas de bin Laden, uno de sus hijos y la esposa de uno de los guardaespaldas. Su versión se complementa con muchos otros funcionarios estadounidenses que han hablado oficialmente conmigo o con otros periodistas.

Yo fui la única persona ajena en visitar el complejo de Abbottabad donde bin Laden vivía antes de que el ejército pakistaní lo demoliera. El complejo fue destrozado, quedó lleno casi por todas partes de vidrio roto, y varias áreas quedaron rociadas con agujeros de balas donde los SEALS le dispararon a miembros del séquito y la familia de bin Laden, o en un caso, intercambiaron fuego con uno de sus guardaespaldas. La evidencia en el complejo demostró que muchas balas fueron disparadas la noche de la muerte de bin Laden.

El sentido común te diría que la idea de que Arabia Saudita cubriera los gastos de bin Laden mientras vivía en Abbottabad es simplemente irrisoria. El principal objetivo de bin Laden era derrocar a la familia real saudí; como resultado de esto, su ciudadanía saudí fue revocada en 1994.

¿Por qué habrían los saudíes de pagar por el mantenimiento de su enemigo más mortal? En realidad, ¿por qué no habrían de hacer que sus aliados más cercanos, los pakistaníes, se hicieran de la vista gorda mientras enviaban a sus asesinos a Pakistán para acabar con él?

El sentido común también te diría que si los pakistaníes tenían cautivo a bin Laden y el gobierno de EE.UU. hubiera tenido conocimiento de esto, el camino más sencillo para ambos países no habría sido lanzar un operativo militar estadounidense en Pakistán, sino que le entregaran a bin Laden de forma discreta a los estadounidenses.

De hecho, los pakistaníes han hecho esto en varias ocasiones con otros líderes de al Qaeda, como Jálid Sheij Mohammed , el comandante de operaciones de los ataques del 11 de septiembre, quien fue puesto bajo custodia de Estados Unidos tras una redada en la ciudad pakistaní de Rawalpindi en 2003. Lo mismo ocurrió con Abu Faraj al-Libi, otro líder clave de al Qaeda a quien igualmente los pakistaníes pusieron bajo custodia estadounidense dos años después.

¿Por qué ocultarlo?

El sentido común también te diría que si los funcionarios estadounidenses se hubieran enterado de que los funcionarios pakistaníes ocultaban a bin Laden ahí, no hay razón por la que los estadounidenses hubieran tenido que encubrirlo. Después de todo, en la época de la redada contra bin Laden, las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán se encontraban en un punto bajo histórico, debido a que los pakistaníes recientemente habían encarcelado a Raymond Davis, un contratista de la CIA que había asesinado a dos pakistaníes. ¿Qué tenían los funcionarios estadounidenses que perder al decir que bin Laden estaba siendo protegido por los pakistaníes, incluso si fuera cierto?

El hecho es que los altos funcionarios pakistaníes que Hersh afirma que protegían a bin Laden estaban tan sorprendidos como el resto del mundo por el hecho de que el líder de al Qaeda vivía en Abbottabad. La noche de la redada contra bin Laden, los funcionarios estadounidenses estaban monitoreando las comunicaciones de altos funcionarios militares de Pakistán como Kayani y Pasha, y sus reacciones de desconcierto confirmaron que los pakistaníes no habían tenido ni idea de la presencia de bin Laden ahí, según varios funcionarios con los que hablé mientras me informaba para “Manhunt”, un libro acerca de la búsqueda de bin Laden.

En su artículo, Hersh señala correctamente que inmediatamente después de la redada contra bin Laden, funcionarios de la Casa Blanca hicieron inicialmente algunas afirmaciones falsas acerca del operativo —por ejemplo, que bin Laden utilizó a sus esposas como escudos humanos durante la redada— pero rápidamente fueron corregidas.

La única fuente que Hersh menciona por nombre en su artículo de 10.000 palabras es Asad Durrani, quien era el jefe del ISI durante la década de 1990, alrededor de dos décadas antes de que se llevara a cabo la redada contra bin Laden. Hersh describe a Durrani como una persona que en general respalda sus conclusiones.

Cuando le envié un correo electrónico a Durrani luego de que el artículo de Hersh fuera publicado, Durrani dijo que “no había evidencia de ningún tipo” en relación a que el ISI sabía que bin Laden se estaba ocultando en Abbottabad, pero que él aun así podía “hacer una evaluación en relación a que esto podría ser verosímil”. Esto de ninguna forma es un buen respaldo para una de las principales afirmaciones del artículo de Hersh.

Durrani añadió que él cree que “el operativo contra bin Laden no podría haberse llevado a cabo sin nuestra cooperación”. Esto pasa por alto el hecho de que los miembros de la unidad SEAL volaban en helicópteros furtivos a través de puntos ciegos en los radares de defensa de Pakistán, y la fuerza aérea pakistaní prácticamente no tenía la capacidad de volar de noche cuando ocurrió la redada. Por lo tanto, el operativo contra bin Laden se llevó a cabo de manera relativamente sencilla sin la cooperación pakistaní, según varios funcionarios estadounidenses con conocimiento sobre el operativo.

Por supuesto, todo tipo de cosas son verosímiles, pero tanto en el periodismo como al momento de escribir un artículo, uno busca evidencia, no verosimilitud.

Hersh ha tenido una carrera exitosa. Uno espera que no termine con un artículo sobre la administración de Obama y la redada contra bin Laden que parece tratarse de cómo Frank Underwood de “House of Cards” forma una alianza impura con Carrie Mathison de “Homeland” para producir una versión pakistaní de Watergate.

Por:CNN Español

China advierte a EE.UU. sobre patrullajes en el Mar del Sur de China

El gobierno de Estados Unidos está considerando desplegar aviones y barcos para impugnar las reclamaciones chinas sobre las islas en disputa en el Mar del Sur de China, según le dijeron fuentes oficiales a CNN este miércoles, lo que desató una advertencia por partes de autoridades chinas.

Las opciones están sobre la mesa para evaluar si se envían aviones de vigilancia y buques de la Marina cerca. Esto pone a Estados Unidos en una polémica disputa territorial en el este de Asia que, hasta ahora, había evitado tomar abiertamente.

El Mar del Sur de China es materia de diversos conflictos territoriales -usualmente problemáticos- con China, Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam, que se disputan la soberanía de diversas islas Chinas y aguas cercanas.

China advirtió a Estados Unidos el miércoles que no tomara acciones que se podrían considerar provocativas, según un informe de la agencia de noticias estatal Xinhua.

Mientras Beijing apoya la libertad de navegación en el Mar del Sur de China, Estados Unidos debe tener cuidado sobre cómo se utiliza ese derecho, dijo la vocera de la cancillería china, Hua Chunying, en el informe.

“La libertad de navegación no da libre acceso a aviones y barcos militares de un país a las aguas territoriales de otro país”, se lee en el informe, citando a Hua .

La Marina estadounidense dijo el miércoles que la nave de combate USS Fort Worth llegó a Filipinas para reabastecimiento, después de completar un patrullaje de una semana en el Mar del Sur de China, que lo llevó cerca de las Islas Spratly en disputa.

La Armada dijo que era la primera vez que un LCS, uno de los nuevos buques de la flota de Estados Unidos, operó en aguas internacionales cercanas a las islas. Las Spratly están en disputa por China, Vietnam, Filipinas y Malasia, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Como parte de nuestro reequilibrio estratégico para llevar nuestras plataformas de la Marina más nuevas y más capaces a (la región) Indo-Asia-Pacífico, (los LCS tienen) una presencia regular en el sudeste de Asia. Las operaciones de rutina como la que el Fort Worth acaba de terminar en el Mar del Sur de China será la nueva normalidad con la que damos la bienvenida a cuatro LCS a la región en los próximos años”, dijo el capitán Fred Kacher, en el comunicado de la Marina.

“Nuestras interacciones con los barcos chinos siguen siendo profesionales”, dijo el comandante del Fort Worth, Matt Kawas, en el comunicado.

Por:CNN Español

Muere el veterano escalador Dean Potter en un intento de salto BASE

El veterano escalador Dean Potter es uno de los dos saltadores BASE que fueron encontrados muertos en el Parque Nacional de Yosemite, después de intentar un descenso desde Taft Point, dijeron las autoridades.

Los cuerpos de los dos hombres fueron descubiertos durante una búsqueda en helicóptero alrededor del mediodía el domingo, dijo Scott Gediman, un portavoz del parque.

Potter, de 43 años, y Graham Hunt, de 29 años, fueron reportados como desaparecidos el sábado por unos amigos, dijo Gediman. Los dos habían saltado de Taft Point en Yosemite Valley, un descenso de algo más de 1 kilómetro.

No estaba inmediatamente claro qué había causado que su salto terminara de forma fatal. Se cree que ambos saltaron juntos, pero según los informes, fueron encontrados en diferentes puntos.

El salto BASE es ilegal en el parque de Yosemite.

BASE es un acrónimo para las iniciales en inglés de los lugares desde los que se salta: Buildings, Anthens, Spans y Earth (edificios, antenas, puentes y tierra o acantilados).

Por:CNN Español

Red Sísmica de Puerto Rico recibe reconocimiento

Ya se llevó acabo el tercer Simposio multidisciplinario de la Academia de Investigación para Facultad y Postdoctorales del Centro de Enriquecimiento Profesional, con el propósito de motivar y reconocer el importante trabajo de investigación y de innovación que se realiza en el RUM.

Piscina en Base Ramey cumple con Ley ADA

Ahora las personas con algún impedimento físico podrán disfrutar de la piscina pública que ubica en la Base Ramey en Aguadilla. Y es que se logró la instalación de una silla de fácil acceso que lleva a la persona que lo necesite hacia el interior de la piscina. De esta manera se cumple con los parámetros establecidos por la Ley ADA.

Proveedores Salud aseguran falta de pagos

Desde el pasado mes de abril, cuando comenzaron a operar las nuevas aseguradoras de salud del gobierno, son muchos los proveedores de estos servicios de salud, como doctores y laboratorios, que no han recibido los reembolsos correspondientes. Vale destacar que nuestra región es la que cuenta con el mayor número de pacientes de la reforma de salud.

IVU Agrandado causa controversia

Puerto Rico se levantó con la noticia de un nuevo proyecto contributivo tras el gobernador Alejandro García Padilla acordar anoche con sus legisladores elevar el IVU, del actual 7 por ciento, a uno de 11.5 por ciento e imponer el IVA a un 4 por ciento a los servicios que actualmente están exentos de tributación. El representante popular Armando Franco aseguró que el proyecto contaría con los 28 votos para su aprobación.

Muere motociclista en accidente fatal

Un accidente esta madrugada en la carretera número dos en Mayagüez cobro la vida de un motociclista. Para añadir a la tragedia, el motociclista perdió la vida al impactar otro vehiculo donde viajaban sus amistades.

Cuando las parejas no están sincronizadas en el sexo

Una reunión de un grupo de mujeres casadas hablando sobre el tema del sexo —o más específicamente cómo sus parejas lo desean más que ellas— siempre surge.

“¿Por qué no podemos estar más sincronizados?”, se preguntan muchas mujeres. “¿Por qué no queremos tener tanto sexo como nuestros esposos lo desean?”

Esas fueron solo dos de las muchas preguntas que un grupo de mujeres abordamos durante una reciente conversación franca sobre el sexo con la terapeuta Julie Holland; la analista legal de CNN, Sunny Hostin; Leslie Yazel, editora ejecutiva de Cosmopolitan y yo.

En primer lugar, para cualquier mujer que se sienta así, quiero decirte que no estás sola, dice Holland, autora de “Moody Bitches: The Truth About the Drugs You’re Taking, the Sleep You’re Missing, the Sex You’re Not Having and What’s Really Making you Crazy” (Zorras malhumoradas: la verdad sobre los fármacos que estás tomando, el sexo que no estás teniendo, el sueño que estás perdiendo y lo que en realidad te está volviendo loca).

“El hecho de que las libidos sean diferentes es algo normal”, dijo Holland, una psiquiatra que ha ejercido su profesión en Nueva York durante 20 años.

Además, no siempre los hombres son los que lo desean más. Algunas mujeres desean el sexo con más frecuencia que sus parejas masculinas. Y las parejas del mismo sexo también enfrentan ese problema.

Holland dice que dado que nuestros impulsos sexuales rara vez están 100% sincronizados en las relaciones, tenemos que ser honestos con nosotros mismos y con nuestras parejas acerca de lo que queremos cuando se trata de sexo y el momento en que lo deseamos.

“A veces quieres una cena gourmet, pollo asado y una galette de papa, pero otras veces que estás en apuros para ti es suficiente unos nuggets y papas fritas”, dijo. “De cierto modo, tienes que ser capaz de comunicar en qué etapa estás de tu ciclo (menstrual), porque tu libido está muy ligada a la fertilidad”.

Y continuó: “Si no usas la píldora y eres una mujer con un ciclo normal, tu libido será mayor cuando estás fértil”.

‘Los hombres se excitan mucho más rápido que las mujeres’

Según dicen muchas mujeres, el período de transición también es algo decisivo. Algunas amigas han bromeado con que simplemente no pueden tener un encuentro sexual inmediatamente después de vaciar el lavaplatos, mientras que esa transición no es un problema para sus esposos.

“Los hombres se excitan mucho más rápido que las mujeres”, dijo Holland, haciendo referencia a una investigación que demuestra que un hombre puede alcanzar el orgasmo en unos cuatro minutos, mientras que a una mujer le puede tomar de 20 a 30 minutos llegar al clímax durante el sexo.

“Así que, cuando un hombre y una mujer se unen para tener relaciones sexuales y el hombre puede fácilmente llegar al clímax en cuatro o cinco minutos, pero la mujer tarda una media hora, ¿qué haces con esa discrepancia?”

Yazel de Cosmopolitian dijo que la reciente encuesta que su revista les hizo a mujeres de 18 a 40 años de edad, demostró que el tiempo para excitarse es fundamental para muchas mujeres.

“Descubrimos que la razón por la que la mayoría de las veces las mujeres no podían tener orgasmos era que simplemente no lograban excitarse, y para mí eso quiere decir que no experimentaste una transición. Simplemente no tienes deseos y por lo tanto creo que ese es el verdadero problema, se trata de asegurarte de que estés preparada para lograrlo”.

Hostin, quien también tiene dos hijos, dijo que sí, que las mujeres necesitan más tiempo de transición, pero ella cree que si tu esposo quiere tener sexo, entonces tienes relaciones sexuales con él. Tú no lo rechazas.

“Creo que lo haces y es algo que les digo a mis amigas porque… tampoco queremos que se vayan a otro lado”, dijo.

“Creo que en un matrimonio haces muchas cosas que no se te apetecen. ¿Realmente estoy de ánimo para cocinar hoy en la noche? ¿Realmente estoy de ánimo para escuchar su relato sobre lo que sucedió en el trabajo? …No, entonces si incluso no estoy de ánimo, creo que como amiga, amante y pareja, te aseguras de estar de ánimo”.

En su libro “Moody Bitches”, Holland bromea en relación a que a veces simplemente tienes que tener relaciones sexuales con tu esposo”, para que luego se voltee y te deje dormir, literalmente”.

Piensa en que amas a tu esposo y que lo harás por él; “no será algo terrible”, está bien, dijo.

Sin embargo, el estado de ánimo es la clave, dijo Yazel, quien también tiene un hijo de 4 años. Una cosa es estar de ánimo y otra es no sentir ningún deseo en lo absoluto. “Nadie debería hacerlo si se siente intimidada”, dijo.

El resentimiento es un “gran asesino de la libido”, dijo Holland, quien tiene dos hijos y quien también es la autora del libro de memorias de mayor venta “Weekends at Bellevue” (Los fines de semana en el Bellevue).

Se trata de “la otra cara del acuerdo”, dijo. Pasas de: ‘Está bien, lo puedo hacer, lo puedo hacer’; luego, de repente, dices: ‘No, no voy a hacer esto'”.

Lo que yo he escuchado de muchas mujeres es que el sexo se siente como otro elemento de una larga lista “de cosas por hacer”: necesito cuidar a los niños, terminar las tareas del trabajo, prepararme para la rutina de la mañana y, oh sí, también tener relaciones sexuales con mi esposo.

“Allí es cuando surge el resentimiento”, dijo Holland. “‘Oh, tengo que hacer esto por ti y tú estás en mi lista de tareas’, pero la verdad es que también es para nosotras”.

Existe una gran cantidad de “neuroquímicos que hacen que te sientas bien” que “empiezan a burbujear si tienes relaciones sexuales y que ayudarán a tu estado de ánimo”, dijo. “Definitivamente, los orgasmos ayudan a tu estado de ánimo, te ayudan a relajarte, incluso te pueden ayudar a dormir”.

Entonces, ¿qué debe hacer una mujer que vive en una relación con libidos diferentes?

Además de hablar honesta y abiertamente con tu pareja, y de ser sincera contigo misma acerca de lo que quieres y cómo te sientes, Holland también recomienda algo más.

“Siempre les digo a mis pacientes que vayan y empiecen a tener sexo porque podrían darse cuenta —lo cual es realmente cierto— que una vez que se estén abrazando y acariciando, se empieza a segregar oxitocina y obtienen feromonas. Obtienes testosterona. Empiezas a excitarte. Si en realidad simplemente te lanzas al agua y empiezan a besarse, abrazarse y acariciarse, podrías descubrir que, después de todo, en realidad estás de ánimo”.

Por: CNN Español