Ancianos se aventuran al mundo de la tecnología

Un grupo de ancianos participantes del centro de envejecientes del barrio Mamey de Aguada han demostrado que nunca es tarde para aprender. Y es que un acuerdo entre el Programa de Acción Social de Puerto Rico junto a la Universidad Metropolitana de Aguadilla permite que estas personas de la tercera edad conozcan cómo manejar una computadora y así convertirse en seres autosuficientes ante un mundo donde predomina la tecnología.