Gobierno Quiere Acceso a Los Teléfonos Móviles

El FBI dice que quiere una llave dorada para tener acceso a los teléfonos de los estadounidenses. Ahora, los políticos lo están haciendo retroceder.

El miércoles, una alta funcionaria del FBI, Amy S. Hess, dijo en una audiencia del Comité de Supervisión de la Cámara que el cifrado de datos en dispositivos móviles limita la capacidad del FBI de espiar las comunicaciones. Ella dice que los cuerpos de seguridad necesitan una manera de tener acceso al contenido de los teléfonos inteligentes a fin de detener a los criminales y terroristas, lo que sugiere que el FBI puede tener acceso a las claves que desbloqueen la información de los clientes.

Pero en una extraña muestra de unidad, los congresistas se opusieron a esa idea casi de forma unánime.

El representante de Estados Unidos Rod Blum, un republicano por Iowa, comparó la medida a que los constructores instalaran una cámara en cada casa nueva, y les dijeran a las personas que creyeran a ciegas que dichas cámaras no serían encendidas después.

“¿No es esto parecido a eso?” le preguntó Blum a Hess. “Ustedes dicen: ‘Confíen en nosotros; lo haremos solo si necesitamos hacerlo'”.

Esta audiencia es la más reciente señal de un posible punto de inflexión. Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, una nación en estado de agitación aprobó leyes enfocadas en la seguridad, como la Ley Patriótica, las cuales ampliaron bastante el uso de la vigilancia secreta.

Pero el sentimiento está empezando a cambiar en la otra dirección. En 2013, nos enteramos de que los espías del gobierno recopilan correos electrónicos, registros telefónicos y tienen acceso a chats por teléfono o por video.

Las compañías tecnológicas, al sentirse traicionadas, están cifrando más de sus propias comunicaciones, y también le ofrecen eso a sus clientes para protegerlos de los hackers, los criminales cibernéticos y los espías del gobierno. Apple (AAPL, Tech30) ha mejorado la seguridad de los iPhones al requerir la clave de la persona para desbloquear su teléfono. Google (GOOGL, Tech30) permite que los usuarios de Android cifren sus teléfonos… pero no de manera predeterminada.

Cuando un teléfono está cifrado, los cuerpos de seguridad no pueden realizar búsquedas en el teléfono de la persona de manera remota. La policía necesita el dispositivo físico y una orden judicial. Y —en teoría— los detectives necesitan la cooperación de la persona para que revisen su dispositivo.

El FBI dice que el cifrado de datos protege a los secuestradores y a los pedófilos de la policía. Heiss lo reiteró el miércoles, al afirmar que el cifrado tiene “un impacto tremendo en nuestra capacidad de combatir el crimen y traer a los responsables ante la justicia”.

“Si estos dispositivos están cifrados, la información que contienen podría ser ilegible para cualquier persona menos el usuario”, dijo. “El proceso de obtener una orden judicial… podría ser una acción inútil”.

Pero en realidad, los agentes pueden tener acceso a tu teléfono si lo tienen en sus manos. La policía local de Fort Lauderdale y Orlando le dijo a CNNMoney que existen dispositivos para sacar información de teléfonos inteligentes y luego tener acceso a ella.

Matt Blaze, uno de los principales expertos de la nación en cifrado, le dijo a los miembros del comité que tener acceso a un teléfono cifrado es pan comido. Se necesitarán 10.000 intentos para ingresar con la clave de cuatro dígitos.

“En el hardware de la computación moderna, esencialmente se necesitaría poco tiempo”, dijo Blaze. Segundos quizás.

Aun así, algunos funcionarios de seguridad se siguen oponiendo a este nivel de privacidad personal. Dan Conley, el principal fiscal estatal en Boston, criticó a Apple.

“Cuando los intereses corporativos ponen la evidencia crucial más allá del alcance legítimo de nuestros tribunales, en realidad le están dando a quienes violan, defraudan, agreden o incluso matan, una ventaja legal profunda sobre las víctimas y la sociedad”, dijo Conley. “Así que hoy estoy aquí para pedirle al Congreso que intervenga”.

El representante de EE.UU., Ted Lieu, un demócrata por California, no lo acepta.

“¿Por qué crees que Apple y Google están haciendo esto? Es porque el público lo exige… es un público que no quiere un estado de vigilancia fuera de control”, dijo Lieu. “Esta es una respuesta del sector privado a una extralimitación del gobierno”.

Existe otra razón para mantener los teléfonos cifrados: si el FBI puede tener acceso, lo mismo sucede con los hackers.

Esa es una noción sobre la seguridad que a menudo se malinterpreta: el cifrado no es un disco. Es más como un interruptor de encendido/apagado. Ya sea funciona (al mantener a todos fuera) o no funciona.

Por: CNN Español