Una mujer de 18 kilos pide ayuda en redes sociales

“Me llamo Rachael. Necesito su ayuda”, dice Rachael Farrok con la voz entrecortada mientras ruega desesperadamente por su vida en un video que publicó en YouTube.

Esta publicación ya tiene más de 2 millones de reproducciones en la plataforma de video de Google.

Farrokh tiene 37 años y pesa más o menos 18 kilos; ha sufrido de una variedad grave de anorexia desde hace más de 10 años. Vive en San Clemente, California, y dice que su última oportunidad para sobrevivir es recibir tratamiento en un hospital al otro lado de Estados Unidos.

“Necesito su ayuda para que podamos llegar allá… y yo no suelo pedir ayuda. Necesitamos su ayuda. De otra forma no tengo remedio… y estoy lista para mejorar. Así que, por favor, si hay algo que puedan hacer para salvarme la vida, hagan clic en el enlace que verán y hagan lo que puedan. Cualquier cosa será útil”, dice en el video.

Farrokh y su esposo, Rod Edmondson, crearon una página en el sitio web GoFundMe que ha recibido más de 180.000 dólares en donativos para cubrir el costo de su tratamiento. Ellos pedían de inicio 100.000 dólares.

Su esposo escribió en la página de GoFundMe que los hospitales se han negado a atender a Farrokh porque no cumple con los requisitos mínimos de peso. A lo largo de 10 años, Farrokh ha recibido transfusiones de sangre, ha tenido coágulos, edema e insuficiencia cardíaca, hepática y renal. “Está en un punto crítico… Sus días están contados si no tomamos medidas de inmediato”, escribió.

Tim Walsh, médico especialista en trastornos de la alimentación del instituto de Psiquiatría del Estado de Nueva York y de la Universidad de Columbia, dijo a CNN que en general, la realimentación suele ser efectiva, pero en el caso de alguien que está tan enfermo será necesario que el procedimiento se lleve a cabo en un centro especializado. Walsh, quien no ha tratado a Farrokh, dice que hay pocos centros médicos en Estados Unidos que tienen la experiencia y los conocimientos para tratar un caso como el de ella.

El tratamiento médico para la inanición y el apoyo psicológico son las dos cosas que deben abordarse inmediatamente durante el tratamiento de la anorexia nerviosa, dijo.

“En el tratamiento, primero se debe incrementar la ingesta de calorías. Se debe hacer muy gradual y muy cuidadosamente para que el paciente no presente las complicaciones que suelen ocurrir durante la realimentación. Una de las principales complicaciones de la realimentación es la insuficiencia relacionada con el sistema circulatorio, incluida la cardiaca, que puede ser letal”, explicó.

Farrokh sabe que tiene el tiempo contado y que sin ayuda perderá la batalla; le está pidiendo ayuda al mundo a través de las redes sociales.

El fotógrafo profesional Mark Kolodjski conoció a Farrokh años antes de que su enfermedad se saliera de control. Hace cuatro años y medio, Kolodjski tomó un curso de cine y usó en tres de sus cortos a Farrokh, que en ese entonces era actriz. Cuando Edmondson lo contactó hace unos meses y le pidió que le tomara unas fotos, accedió sin saber lo cerca que estaba su amiga de la muerte.

“Cuando llegaron, quedé simplemente atónito. Se veía peor que los cuerpos que ves en las películas de Auschwitz; era una escena devastadora”, dijo Kolodjski a CNN. “Esta persona no era la amiga que había conocido hace tantos años. Pero cuando vi sus ojos, si me concentraba solo en sus ojos, veía a mi vieja amiga allí adentro”.

CNN ha intentado hablar con Farrokh y Edmondson, pero no ha recibido respuesta.

Por:CNN Español