Tips de maquillaje para lucir más joven

  • – Una experta comparte secretos para las mujeres –

Por: Cynthia Isett – Maquillista Profesional

A partir de los 40 años, muchas mujeres se aplican  más maquillaje de lo habitual para corregir las señales de la edad. Otras optan por obviarlo lo más que puedan. El no saber utilizar los tonos adecuados puede añadir más edad, por eso es importante que conozcas cuáles son los productos que te favorecen y cómo usarlos. A continuación unos consejos para que puedas realizar tu maquillaje de una manera adecuada y que luzcas años más joven.

A lo natural –

Lo ideal es que te maquilles de una manera natural para que la piel luzca fresca y saludable.  A la hora de elegir los cosméticos debes escoger colores claros, neutros y de acabados mate. También debes evitar los colores oscuros y tonos  con acabados metálicos o brillosos.

Prepara la piel –

Esta es la base esencial de un maquillaje ya que si la piel no está bien nutrida, no lucirá bien.  Con el tiempo el cutis tiende a resecarse por lo que es necesario utilizar una crema hidratante.

Primer paso –

El primer paso sería: Limpiar, tonificar e hidratar. No podemos olvidarnos del área de los ojos y debemos utilizar una crema anti-edad que atenué arrugas con efecto de “lifting”. Luego de la aplicación permite que la piel absorba los productos antes de continuar.

Opcional: Puedes aplicar un “primer” de rostro el cual alisara la piel, disimulará los poros y hará que el maquillaje perdure aún más.

Corregir imperfecciones –

Para este paso, debes utilizar un corrector y base líquida ya que fluyen mejor en las pieles maduras. Puedes adquirir versiones de estos productos que tengan ingredientes anti-envejecimiento y con efecto “lifting” para un mejor resultado. Ambos cosméticos deben ser de tu mismo tono de piel. Puedes aplicar un poquito de corrector en los parpados, para  neutralizara el color oscuro y para que tu sombra perdure más tiempo.

Para las ojeras y las manchas –

Aplica el corrector en el área de las ojeras, manchas y partes oscuras del rostro. Utiliza una brocha de maquillaje y aplica la base en todo el rostro, difuminándola hacia el cuello ya que muchas veces hay decoloraciones que debes disimular en esta área.

Sellar el maquillaje –

Utiliza polvo micro-fino para que no se adhiera tanto a las líneas de expresión y arrugas. Con la ayuda de una brocha, aplícalo en forma moderada. Evita el uso esponjas de polvo ya que tienden a aplicar demasiado producto.

Darle forma a tu rostro –
Puedes usar un producto de contorno o bronceador mate en las hendiduras de tus mejillas, ambos extremos de la nariz y sienes si deseas estilizar estas áreas.

Rubor –

El “blush” o rubor le brindará a tu rostro una apariencia saludable, dándole el toque de color que la piel necesita. Aplícalo en las mejillas, donde normalmente te sonrojas para que luzca más natural. Los colores más adecuados son el rosado y el melocotón. Puedes utilizarlos con acabados mates o satinados dependiendo la ocasión.

 

Ilumina tu rostro –

Con los años la piel pierde su brillo natural y tiende a opacarse, pero podemos darle ese toque de luz con polvo iluminador. Sólo utiliza una pequeña cantidad en el puente de la nariz y pómulos para que tu piel luzca radiante

Define las cejas –

Rellénalas con un lápiz o sombra especial para las cejas. Este color debe ser al menos uno o dos tonos más claro que tu cabello. Si no necesitas rellenarlas, puedes simplemente peinarlas. Luego puedes fijarlas con rímel transparente para mantener el vello en su lugar.

Aplicación de sombras –

Elije las sombras con acabados mate, preferiblemente en tonalidades neutrales. Puedes utilizar de dos a tres tonos para el maquillaje de ojos: un tono medio como sombra base, uno intermedio oscuro para darle forma desde la esquina exterior del ojo difuminando hacia el pliegue y uno claro en el hueso de las cejas.

Delineador –

Evita el negro ya que marcará demasiado la mirada. Opta por tonalidades marrones, grises o moradas. Si quieres que tus ojos luzcan más grandes, debes usar un delineador blanco o “beige” en la línea interior del ojo. Si por el contrario deseas intensificar un poco la mirada, elije el marrón. Los delineadores de tipo “kohl” son ideales para esta línea interior.

Pestañas voluminosas –

Selecciona un rímel para dar volumen. Esto hará que tus ojos se vean más abiertos. Los colores ideales son el marrón medio o el marrón oscuro.

Labios perfectos –

Si deseas mantener ese look delicado y natural puedes elegir un labial que sea al menos uno o dos tonos más oscuros que el color natural de tus labios. El acabado puede ser mate o cremoso. Si decides por el mate, puedes aplicar bálsamo labial antes para suavizar los labios. A esta edad, debes evitar los brillos. Delinea tus labios con un lápiz que sea del mismo color del labial, luego con la ayuda de un pincel rellénalos y listo.

Limpiezas para la juventud eterna –

Realizar una limpieza profunda del rostro al menos una vez por semana es muy importante para evitar las líneas de expresión.  Debes exfoliar, aplicar mascarillas y cremas hidratante tanto en el rostro como alrededor de los ojos. No olvides el cuello y escote ya  que estas partes del cuerpo son ignoradas y pueden delatar tu edad.

Productos ayudantes –

Existen productos que se conocen en inglés como “line fillers” dicen rellenar las arrugas y líneas de expresión del rostro

Tips generales –

Sigue los siguientes consejos generales para lucir más joven con el tiempo.

– Siempre usa bloqueador solar.

– Nunca duermas con maquillaje

– Todas las noches debes limpiar, tonificar e hidratar tu cuello y pecho además del rostro ya que estás áreas pueden delatar tu edad.

– Utiliza cremas para el día y para la noche.