JSF DEMANDA AL GOBIERNO PARA HACER CUMPLIR EL PLAN FISCAL CERTIFICADO

(San Juan, PR – 28 de agosto de 2017) – La Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico (la “Junta de Supervisión” o la “Junta”), creada por el Congreso bajo la ley bipartita Puerto Rico Oversight, Management and Economic Stability Act (“PROMESA”) radicó hoy en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico una Demanda de Sentencia Declaratoria e Interdicto para hacer cumplir el Plan Fiscal certificado para Puerto Rico.

En el recurso, la Junta le pide al tribunal que declare que: el Plan Fiscal para Puerto Rico tal cual fue certificado por la Junta bajo PROMESA incluye sus Enmiendas (incluyendo las enmiendas que requieren (1) un programa de reducción parcial de jornada si ciertas metas no se cumplen y (2) una reforma de pensiones); las Enmiendas son disposiciones mandatorias y obligatorias del Plan Fiscal para Puerto Rico; y el Gobernador tiene que cumplir con y hacer cumplir el Plan Fiscal para Puerto Rico en su totalidad, incluyendo sus Enmiendas. La Junta también le pide al tribunal un interdicto prohibiéndole al Gobernador rehusarse a cumplir con y hacer cumplir el Plan Fiscal para Puerto Rico (incluyendo sus Enmiendas) o de otro modo tratar las Enmiendas como si no fueran parte del Plan Fiscal.

“La reforma fiscal es un proceso difícil pero necesario para Puerto Rico y la credibilidad del plan radica en su cumplimiento. Aunque hubiéramos preferido evitar este paso, creemos que es una medida necesaria para mantener a Puerto Rico en curso con sus compromisos de reducir el gasto y establecer una base estable para su futuro económico”, dijo Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Supervisión.

“El pasado 13 de marzo, la Junta certificó el Plan Fiscal para Puerto Rico para alcanzar casi $40,000 millones en reducción del déficit a largo plazo mediante aumentos en ingresos y medidas de ajuste al sector público, al tiempo que se comienza el difícil trabajo de reestructurar la insostenible deuda de $74,000 millones que la Isla le adeuda a sus acreedores. El plan incluye metas claras y específicas a ser monitoreadas de cerca por la Junta”, añadió Jaresko.

“La situación financiera de Puerto Rico no se deterioró de la noche a la mañana y arreglarla va a ser difícil, pero tenemos las herramientas para hacerlo. Continuaremos trabajando con el Gobierno de Puerto Rico para ejecutar el Plan Fiscal certificado que logre sustentabilidad financiera y mejore el bienestar económico del pueblo de Puerto Rico”, concluyó Jaresko.